Viajar por el Alma

Este blog es un viaje hacia los senderos del alma. Todo lo que en estos caminos se esconde, los paisajes bellos y también los tortuosos y oscuros. Todos están dibujados en nuestros pies y caminando descubriremos lo que se oculta En este camino os espero para compartir experiencias, buscando el aire fresco y el claro del bosque, donde parar y recuperar el aliento.

lunes, 15 de octubre de 2012

RESILIENCIA



Hoy 15 de Octubre participo en el "Día de acción del Blog" o "El Blog Action Day" en su versión internacional.
Hoy escribiremos en muchos blogs del mundo al unísono sobre temas de interés mundial uno de ellos es la crisis alimentaria.
Intermon  Oxfan es la base de mi información, los datos que he encontrado son estremecedores. Actualmente solo  en el Sahel Africano existen 18 millones de personas en condiciones de hambruna y entre ellos 8 millones  pasando hambre literalmente cada día. Mi perspectiva sobre este tema la quiero enfocar en la palabra “Resilencia”, (esta palabra define a quien tiene  fuerza en  el alma para asumir situaciones limite y salir de ellas)  es una nueva forma de lucha de  los héroes que están trabajando en esa zona del mundo, y lo son porque tienen que enfrentarse a la falta de medios y  a las facciones terroristas que impiden  que entre la ayuda humanitaria.
 Consiste en ayudar a   las comunidades de estos países  a solucionar los  problemas por si mismos, de forma que las ayudas internacionales en vez de repartir alimentos, ayuden con  donativos económicos para comprar en mercados  y redes locales de forma que puedan ayudar al resurgimiento de estos pueblos, un poco de esperanza para algo tan sangrante como es el hambre en el mundo.


5 comentarios:

janet beux dijo...

Me parece muy duro y cruel todo lo que está pasando en este mundo actual...y la mayoría estamos con los brazos cruzados...eso es lo peor...!!!
Excelente lo que has comenzado a escribir...me he quedado con ganas de mas...un gran abrazo!!!.

Ana Verdugo dijo...

Tienes razón Janet, son tiempos muy duros y yo intento colaborar aportando mi pequeño grano de arena con este post.Besos

Anónimo dijo...

Si Ana todos debemos aportar nuestro granito de arena, pero como hemos hablado muchas veces, las buenas intenciones ya nos son suficientes. Ya lo dice el refrán "el camino del infierno esta empedrado de buenas intenciones" No basta con el enviar dinero para comprar en los mercados locales, eso solo consigue que el precio aumente para los residentes locales. Es la pescadilla que se muerde la cola, así creyendo ayudar solo profundizamos el problema.
Lo principal es terminar con la corrupción y la insensibilidad de la propia ONU. Es desolador ver como el 80% de los países que la componen son dictaduras puras y duras que con su voto soslayan la realidad.
No es esperanzador que entidades como la FAO, UNESCO, y otras públicas destinen más del 90% de su presupuesto a financiar a la PROPIA organización. Más claro de cada 100€, solo 10€ llegan programas y de ahi descuenta lo que se entrega a los voluntarios que también comen.
Si lo que deseas es ser eficaz debes ser pro-activo y consulta la realidad de las ONG's en Fundacion Lealtad
Con esa información de cuanto de lo que inviertes llega realmente a la gente que lo necesita, decide.
Angela.

Ana Verdugo dijo...

Ángela, yo no he escrito sobre la corrupción de la ONU y seguro que esos datos que me das son correctos y por supuesto es una verguenza que esto ocurra.
Pero mi post es mi visión personal de la información que he encontrado sobre el trabajo de los cooperantes que trabajan en esos paises.
Ellos están allí viviendo el problema día trás día y son los que mejor conocen su problemática y como solucionarlo, y a mi me parece que su opinión de como hacer mejor las cosas, es tan válida como otras que lo niegan, sería cuestión de dar una oportunidad al tiempo y ver que pasa. Y en cuanto a que yo sea más eficaz, no buscaba serlo, solo quería compartir información de la crisis alimentaria en el Sahel de una forma esperanzadora y que llegara a cada cual a su manera y actuara en consecuencia, sin dar lecciones a nadie.

Pilar dijo...

Efectivamente, muchos granitos de arena pueden formar la montaña de la conciencia. Gracias Ana por aportarlo con tu publicación.