Viajar por el Alma

Este blog es un viaje hacia los senderos del alma. Todo lo que en estos caminos se esconde, los paisajes bellos y también los tortuosos y oscuros. Todos están dibujados en nuestros pies y caminando descubriremos lo que se oculta En este camino os espero para compartir experiencias, buscando el aire fresco y el claro del bosque, donde parar y recuperar el aliento.

miércoles, 13 de julio de 2011

La Magia de los Girasoles




Cuentan una vieja leyenda Escandinava, 
que los girasoles son mágicos.
Según se cree, cuando esta flor nace y llega a la altura de tu corazón, debes hablarle muy bajito y pedirle lo que más deseas,
con toda la fuerza de tu alma.
Este de la foto esta en mi patio y lo he cuidado con mimo
esperando que llegara a la altura justa, para pedirle toda su magia.
Llegado el momento le susurre mi deseo mas anhelado, 
lo que pido todos los días lo que suplico todas las noches,
algo que sanara mis heridas mas profundas y me devolverá la alegría perdida.
 Aires del Norte con la magia de sus leyendas que así sea.

10 comentarios:

Pilar dijo...

Hola Ane, hoy al visitar tu blog y ver el girasol, he recibido una impresión semejante a la sonrisa cómplice de alguien conocido. Amo esta flor y actualmente la tengo en mente porque será mi próximo cuadro (hago mis "pinitos" en pintura al oleo). Pensaba sembrarla esta primavera pero al final no lo hice. Ya veo que tú sí y el resultado ha sido maravilloso.
En cuanto a esa tristeza de la que hablas te diria lo siguiente:
"Imposible atravesar la vida ...
sin que un trabajo salga mal hecho,
sin que una amistad cause decepción,
sin padecer alguna enfermedad,
sin que un amor nos abandone,
sin que nadie de la familia fallezca,
sin equivocarse en un negocio.

Sin embargo lo importante no es lo que
suceda, sino, como se reacciona.
Si te pones a coleccionar heridas
sangrantes eternamente ,
vivirás como un pájaro herido
incapaz de volver a volar.

Uno crece... cuando no hay vacío de esperanza,
ni debilitamiento de voluntad, ni pérdida de fe.
Uno crece... cuando acepta la realidad y tiene
aplomo de vivirla.

Cuando acepta su destino, pero tiene la
voluntad de trabajar para cambiarlo.
Uno crece... asimilando lo que deja atrás,
construyendo lo que tiene por delante
y proyectando lo que puede ser el porvenir.

Uno crece... cuando se supera, se valora, y sabe dar frutos.
Uno crece... cuando abre camino dejando
huellas, asimila experiencias... ¡Y siembra raíces!

Uno crece... cuando se impone metas, sin
importarle comentarios negativos, ni prejuicios,
cuando da ejemplos sin importarle burlas, ni desdenes,
cuando cumple con su labor.

Uno crece... cuando se es fuerte por carácter,
sostenido por formación, sensible por temperamento...
¡Y humano por nacimiento!..
Uno crece... cuando enfrenta el invierno aunque
pierda las hojas.
Recoge flores aunque tengan espinas y
marca camino aunque se levante el polvo.
Uno crece... cuando se es capaz de afianzarse con residuos de ilusiones,
capaz de perfumarse, con residuos de flores...

¡Y de encenderse con residuos de amor...!

Uno crece... ayudando a sus semejantes,
conociéndose a sí mismo y dándole a la vida más de lo que recibe.
Uno crece... cuando se planta para no retroceder...
Cuando se defiende como águila para no dejar de volar...
Cuando se clava como ancla y se ilumina como estrella.

Entonces...
Uno Crece
Un virtual abrazo, hasta siempre.

Ane dijo...

Pilar, la palabra complice es la mas adecuada para definir lo que somos. Eres pintora como yo, y por lo que siento también escribes poesía.
Cuando escribes "yo te diría" intuyo que es lo que tu sientes, no un poema de otro autor, creo que no me equivoco verdad? .
Es bello, y sabio en todo lo que dice y leerlo es como si te diera fuerza y ánimo, gracias Pilar, lo guardare con mis poemas favoritos, Seguro que necesitaré leerlo cuando tenga días bajos.
Un abrazo
Hasta pronto.

Pilar dijo...

Gracias por responderme Ane, pero debo decirte que el poema sólo lo tomé prestado, es uno de mis favoritos, lo encontré casualmente en la red y me encantó. Su autora es Susana Carizza. Creo que me expresé mal, aunque has estado muy cerca al pensar que fuese mio porque a veces tambien intento expresar mis sentires en este hermoso lenguaje del alma. Un abrazo, hasta pronto.

Ane dijo...

Además de ser una persona sensible, también eres honesta y eso en estos tiempos y sobre todo en la red, es una gran virtud. De todas maneras gracias por compartirlo conmigo.
Y te animo a que, cuando quieras compartas con nosotras, tus sentires en este blog.
un abrazo
Hasta pronto.

Lonias dijo...

Ane, es una leyenda preciosa y espero de todo corazón que sea más que una leyenda. Que la fuerza de tu espíritu te lleva a conseguir sanar tus heridas y tu hermoso girasol, que parece mirarnos con vida propia, te devuelva la alegría perdida.

Y a tí, Pilar, gracias por traernos estas palabras que todos necesitamos en algún momento de nuestros días.

Un abrazo
Lola

info.arteyseda@gmail.com dijo...

Ana, sabiendo de tus desvelos "kreo", mejor se, que todo volverá a su cauce. Despues de un tiempo de borrascas, siempre, siempre vuelve la calma y las cosas renacen con más fuerza.

info.arteyseda@gmail.com dijo...

Creo que va siendo hora de que retomes la rutina y escribas algo nuevo en el blog. Será el síntoma definitivo de tu recuperación.

Ane dijo...

Es verdad pero tadavía estoy a medio gas, despues de tantos días de hospital y con la operación aun pendiente, no estoy muy inspirada y ademas mi ánimo es poco alegre, espero que pronto me recupere y tenga mas ganas de compartir.
Besos

Candela dijo...

No sabía esta leyenda de los girasoles , tengo plantados unos cuantos y están a 50cm de altura ... cuando lleguen a mi corazón le hablaré bajitos mis secretos del alma que guardo en el corazón !!!!
Un saludo

Ana Verdugo dijo...

Hola Candela, yo este año los he plantado un poco tarde, pero están creciendo y en cuanto llegen a el lugar de mi corazón les pediré mi deseo de este año.
Saludos.