Viajar por el Alma

Este blog es un viaje hacia los senderos del alma. Todo lo que en estos caminos se esconde, los paisajes bellos y también los tortuosos y oscuros. Todos están dibujados en nuestros pies y caminando descubriremos lo que se oculta En este camino os espero para compartir experiencias, buscando el aire fresco y el claro del bosque, donde parar y recuperar el aliento.

martes, 9 de marzo de 2010

La certeza del nunca más


Cuentan que el emperador Adriano, dictando sus memorias decía:
“ Ahora sé positivamente cómo no voy a morir. No moriré en el campo de batalla a lomos de mi caballo. “
Tenía esa certeza dado que la vejez y la enfermedad le impedirían volver a un campo de batalla.

Según la vida va pasando sobre nosotros va dejando un cúmulo de certezas. Cosas que sabemos que quedan atrás para siempre, y esa certeza de lo que ya nunca será deja un extraño sabor en el alma.

Nunca volverás a ver a esa persona querida, porque murió.
No volverás a enamorarte por primera vez . Sólo hay una primera vez.
Jamás recuperarás el camino andado junto a tu pareja. El camino es siempre diferente, y como el agua de un río, nunca vuelve.
Y aquel viejo amor nos deja la certeza de su imposible regreso.
Porque él ya no es él. Porque tú ya no eres tú. Porque el tiempo moldea y cambia. Porque ya no será, nunca más.

El camino no se desanda, se abren otros, pero nunca más recorreremos el anterior. Las certezas del nunca más se acumulan sobre nuestro ánimo . Cuanto más vivimos, más certezas.
Pueden ser tristes o enriquecedoras, dependerá de la dirección del viento de nuestro espíritu.

Y llegará un momento en el que, al igual que Adriano, también tendremos la certeza de cómo no moriremos.

8 comentarios:

Ane dijo...

Al leer esta reflexion, me siento muy identificada con tus planteamientos.
Cuando mas vivimos mas certezas tenemos de las cosas, que han pasado para siempre, y las dudas se disipan en muchos aspectos de la vida.
Cada vez tenemos menos opciones para elegir y hay que ser selectivo con lo que venga.
Me ha gustado leer tu primera incursion en el blog.

Lonias dijo...

Ciertamente, hemos de aprender a elegir bien en lo que resta del camino, y a reconocer y disfrutar lo que tengamos que nos sea grato, antes de que entre a formar parte del nunca más

Mesa AMPAS Alhaurin dijo...

Si, los tiempos pasados nunca vuelven, ya los filósofos Griegos (creo que fue Heraclito) quien hablaba con la metáfora del Río en que nos bañamos
Siempre es mejor pensar antes de actuar y así evitar el mirar hacia atrás sin nostalgia.
Para atrás ni para coger impulso.

Lonias dijo...

Estoy de acuerdo, el problema está que para saber pensar antes de actuar necesitamos un aprendizaje previo que sólo nos lo da los años vividos y las experiencias, y también las equivocaciones cometidas.
Muchas gracias por leer mi pequeña aportación en el blog de mi amiga Ane.

Armienne dijo...

No hay caminos en la vida sino el que hacemos con nuestro bregar.
Cada día es un camino nuevo, unico e irrepetible que nos lleva a una experiencia también única y especial.
Nunca nos aferremos a un camino sino perderíamos nuestra fantasía y nuestra ilusión.

Lonias dijo...

El camino en sí mismo es cambiante día a día, por eso podemos seguir confiando, con esa ilusión y fantasía a la que aludes, que cada recodo del camino nos depare nuevas esperanzas.

juankar dijo...

!! Qué bonito lo que has contado, Lonias. Bella reflexión .

Lonias dijo...

Gracias juankar. Desde que leí esa frase en "Memorias de Adriano" las certezas de lo que ya nunca será acompañan mi camino.